Banca y Seguros

Generali Seguro Hogar: Como se supone debe ser un seguro… mientras dure

Muchas personas piensan que todos los seguros son iguales y solo se fijan en el precio de la póliza a la hora de contratar. Sin embargo no todos son iguales y cuando llega el momento de necesitar el servicio es cuando se ven las diferencias entre las pólizas buenas y las malas.

Desde el punto de vista del usuario un seguro no es un servicio fácil de valorar en tanto y cuanto estadísticamente suele ser poco utilizado. De hecho, así debe ser porque en eso consiste un seguro: en cubrir una eventualidad mediante la prestación de un servicio / pago de indemnización ante un hecho poco reiterado.

No obstante, es un servicio crítico ya que cuando se produce esa eventualidad se genera una fuerte necesidad para el cliente, el cual muy a menudo el cliente no recibe el servicio que esperaba. Esta “decepción” sucede básicamente por dos motivos: 1/porque realmente no tenía contratado un seguro con las coberturas adecuadas o suficientemente amplias y 2/ por la mala práctica de algunas aseguradoras que ponen todas las dificultades a su alcance para minimizar el importe asociado a la indemnización.

El primer caso se genera muchas veces por cierta dejadez o desconocimiento del cliente, que no evalúa suficientemente bien el servicio que contrata inicialmente. Es cierto que puede ser pesado leer la letra pequeña de una póliza de 20 o 30 páginas, pero es realmente necesario, sobre todo en determinados seguros que pueden ser importantes. Como lo es también revisar pólizas antiguas que se han ido renovando automáticamente para comprobar si realmente siguen ofreciéndonos la cobertura que necesitamos en nuestras circunstancias actuales. Este es el caso por ejemplo de las pólizas del hogar ya que cuando se produce un siniestro importante nos vamos a acordar si no tenemos cubierta suficientemente la eventualidad.

Hecho este preámbulo quiero destacar de forma muy positiva el servicio prestado por Generali Seguros, a quien en el plazo de poco más de 3 meses he tenido que declarar dos siniestros y han sido cubiertos de forma rápida y diligente. El primero se produjo al olvidarse las llaves en la cerradura y tener que recurrir a un cerrajero de urgencia. No pusieron pegas y en apenas una semana habían abonado el importe que adelantamos. Sabemos de otras compañías que indican que el cerrajero sea el que ellos dictaminen y que incluso tenga que tramitarse el parte antes de poder llamarlo para que luego sea cubierto el servicio…

El segundo suceso fue el robo en un apartamento de la playa en el que estábamos pasando las vacaciones. Por fortuna una de las cláusulas de mi póliza del hogar cubría los bienes desplazados fuera del hogar hasta un determinado importe. Igual que en el caso anterior el tema se solucionó pronto y sin “racaneos” de ningún tipo. En paralelo y habiendo sufrido también parcialmente el robo mis suegros su compañía puso pegas, dio largas y “racaneo” en la valoración de los objetos robados.

Resultado un cliente fidelizado que seguramente se lleve otros seguros a esta compañía y otro decepcionado que cancelará próximamente 3 pólizas de hogar que no habían generado parte alguno en más de 10 años.

—- actualización enero 2014 —-

Varias semanas después de escribir este post recibí una carta de la compañía en la que se me explicaba que por motivos de rentabilidad de la póliza me subían un 45% el importe de la prima. Vamos, dicho de otra manera, me invitaban a irme, cosa que haré.

Por eso he tenido que actualizar los comentarios actuales y reeditar el titular incluyendo el “…mientras dure”.

Entiendo que una aseguradora tome sus medidas para evitar fraudes y deterioros de rentabilidad por excesos de siniestros pero creo que es también necesario tener algo más de paciencia y segmentar bien los siniestros acaecidos con una perspectiva temporal amplia. Llevo solo 2 o 3 años con ellos y seguramente eso me haya penalizado motivando mi “expulsión”. Pero a largo plazo es evidente que soy un cliente rentable y sus mecanismos de segmentación y análisis están lejos de anticipar este hecho.

Bueno, por suerte hay muchas opciones en el mercado así que tocará elegir bien otra compañía aseguradora.

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Newsletter

Suscríbete para estar al día y recibir los últimos post publicados y las empresas recomendadas

* Este campo es obligatorio

Newsletter

Suscríbete para recibir los últimos posts publicados y empresas recomendadas:

Twitter

Facebook

Google Plus

NEWSLETTER

×