Telecomunicaciones y Utilities
Vodafone: Trabas para liberar un terminal = cliente irrecuperable

Vodafone: Trabas para liberar un terminal = cliente irrecuperable

Resulta difícil de asumir para un cliente que ya ha amortizado un teléfono por haber superado el plazo mínimo de permanencia que se le pongan pegas para liberalizar el terminal. Lamentablemente las autoridades competentes parecen no hacer nada al respecto.


Las empresas de telecomunicación, uno de los sectores con un mayor volumen de quejas e insatisfacción por parte de sus clientes, han sido acusadas en los últimos años de poner todo tipo de trabas y dificultades para facilitar la baja de sus clientes o el cambio a otros operadores.

En el mes de enero de este año 2013 la compañía que me facilita el móvil de empresa decidió cambiar de proveedor para las comunicaciones de móvil . Hasta ese momento era Vodafone. En dicho cambio se sustituyeron los terminales también por lo que decidí regalar el Iphone4. Pero claro hacía falta liberarlo.

Cuando llamé a Vodafone a este respecto me indicó que dado que el cambio a la nueva compañía ya se había producido no tenían obligación de liberarlo y que por tanto no entraba en su política de actuación. Alucinante!! Se trataba de un tema de plazos: la liberalización del terminal se tenía que haber solicitado antes del ultimo día hábil de servicio, cuando todavía eres cliente. Una vez que ya no eres cliente simplemente no quieren hacerlo aunque el terminal estuviera más que amortizado porque se había superado de sobras el plazo de permanencia.

Solución, contratar un servicio de liberación que por cierto no fue barato: 100 €.

En definitiva Vodafone con este tipo de práctica perdió seguramente de por vida varios clientes. Primero a mi (aunque el servicio es de empresa algún día puede ser que la decisión de contratar operador sea mía a título particular) y segundo a los familiares que estuvieron al tanto de este proceso.

No creo que bajo un estudio riguroso de pérdida de cliente estos casos supongan otra cosa que perjuicio a las compañías de telecomunicaciones. El cliente ya estaba perdido llegado el momento de solicitar la liberación de un terminal por haber contratado ya otra compañía. Lo único que se consigue es enfado y posiblemente veto durante muchos años a contrataciones con esa empresa.

Por otro lado me parece lamentable que las autoridades competentes que presuntamente tienen que defender a los consumidores no obliguen a las compañías a liberar teléfonos que ya han sido amortizados con el cumplimiento de los plazos de permanencia estipulados inicialmente. Habla muy mal de estos organismos que pagamos con nuestros impuestos y cuya utilidad a veces es cuestionable.

Servicios de liberación como los que se comentan en este caso tienen poco o nulo coste para la operadora. Seguramente les cueste más la atención de llamadas de usuarios enfadados…. lo que simplemente viene a demostrar que este sector aún tiene mucho que mejorar en el conocimiento del cliente y la excelencia en el servicio.

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Newsletter

Suscríbete para estar al día y recibir los últimos post publicados y las empresas recomendadas

* Este campo es obligatorio

Newsletter

Suscríbete para recibir los últimos posts publicados y empresas recomendadas:

Twitter

Facebook

Google Plus

NEWSLETTER

×